Etiquetas

jueves, 15 de marzo de 2018

El Primer Día en Teherán

Era de madrugada, me encontraba en el aeropuerto internacional de Teherán. Todo el nerviosismo que había experimentado horas antes había desaparecido y fui inmediatamente a comprar el seguro médico obligatorio. Frente a mi había un hombre de nacionalidad desconocida para mí que deseaba pagar con tarjeta porque no traía nada de efectivo. No era mi problema y aún así me heló la sangre el saber el problema en el que se había metido, aunque él aún no lo supiera. Decidí no decirle nada, ya se daría cuenta en unos minutos que los extranjeros sólo podemos sobrevivir con efectivo, nada de tarjetas. Pasé con la chica a pedir mi seguro, el cual estuvo listo en 5 minutos y me fui a por la visa. Por cierto, aún hoy en día me pregunto que fue de ese señor que sólo traía su tarjeta de crédito.

30 minutos después ya tenía todo en mano y pude recostarme en los asientos a esperar el día. Ya no podía entrar a facebook o couchsurfing, pero me alegré de que instagram siguiera funcionando. Traté de dormir pero me fue imposible. 

Aproximadamente a las 5 de la mañana decidí pasar el control migratorio, oficialmente estaba en Irán. Tuve que preguntar a varias personas sobre el transporte público para llegar a la ciudad, pero todas me decían que tomara un taxi. No desistí hasta que alguien finalmente me dijo como llegar al metro.

El vagón estaba vacío, había sólo otra persona y yo, el viaje hasta la ciudad era de dos horas y considerando lo poco que había descansado no pasó mucho tiempo antes de que me quedase profundamente dormida. Desperté una hora y media después en el medio de un vagón completamente lleno de hombres, y me refiero a lleno al tope, no había ni un centímetro libre. Me pregunté seriamente como bajaría. Media hora después lo descubrí al tener que dar empujones y escabullirme por cada milímetro libre que veía, apenas pude salir antes de que cerrara la puerta... bienvenida a la hora pico en Irán.

Caminé algo temerosa por la estación, era hora de la verdad. Subí las escaleras hacía la calle y fui recibida por una avenida llena de carros que no dudaban en hacer sonar el claxon a cada instante, una calle llena de personas caminado apresuradamente, jamás había visto a tantas mujeres con velo, en la orilla de la calle peatonal se encontraban innumerables vendedores que ofrecían todo tipo de cosas aunque más que nada comida, el aire se sentía pesado y la contaminación era visible. Mi mente sólo atinó a pensar "¿A donde me vine a meter?" Caminé con paso firme y seguro hasta el hostal donde me quedaría, aún era muy temprano para que me dieran la cama pero sólo me interesaba dejar mi mochila para salir a la aventura. Sin embargo me informaron de algo que me causó conflicto, en el área común y para ir al baño tendría que usar el velo y estar completamente vestida, pues aunque estuviera dentro de una propiedad era considerado espacio público. 

Tenía bien claro que lo primero que quería ver era el Palacio Golestan, el cual estaba a escasos 45 minutos caminando del hostal. No podía dejar de ver todo a mi alrededor, lleno de cosas nuevas y muchas más comunes a todos los países en los que he estado. Mi primero choque cultural vino realmente cuando tuve que cruzar una calle grande donde no había semáforos. En Irán simplemente ves donde hay un hueco y te cruzas, los conductores bajaran un poco la velocidad o más o menos tratarán de rodearte, pero la primera vez (y la segunda, la tercera y la cuarta) da más miedo que cruzar una calle en Hanoi. 


Finalmente llegué al Palacio, el coste de la entrada dependía de lo que quisiera ver. El señor de la entrada me dijo que la entrada general y los Main Halls eran los más populares. Los demás lugares eran galerías cuyas temáticas no llamaron mi atención. El jardín no era espectacular, era bello pero no me sacó un suspiro. Fue hasta que entré a los salones que quedé maravillada. Todo era tan brillante, todo era tan lujoso, no podía creer lo que veía. Las fotografías no le hacen ninguna justicia a lo que mis ojos vieron. Me habré quedado dentro una hora sólo viendo cada detalle y adorno, no tenía idea de que encontraría algo así ahí.









Salí satisfecha por lo que había visto y ahora me dirigiría al Gran Bazar a 5 minutos caminando del Palacio. No soy muy adepta a ir a mercados puesto que no me gustan las aglomeraciones de gente ni el que estén tratando de venderme cosas que no necesito, pero igual era algo que me daba curiosidad ver. El lugar era enorme y podías encontrar de todo, literalmente de todo, menos alcohol... aunque tal vez conociendo a las personas indicadas... en fin, era tan grande que caminé por una hora por los interminables pasillos y después me tomó otra hora encontrar la salida. Cabe mencionar que al final casi me da un ataque de ansiedad pero sobreviví. 


Las famosas alfombras

Como el día aún era joven decidí tomar el metro hasta un templo a las afueras de la ciudad llamado Imam Khomeini Shrine. Esta vez había muchas menos personas y me di cuenta que había un vagón sólo para mujeres. Lo agradecí infinitamente, pues me siento más cómoda cuando va muy lleno.  llevó una hora llegar hasta allá pero valió la pena. El recinto era gigantesco, me tomó 45 minutos tan sólo darle la vuelta. Intenté entrar pero una gran parte estaba en construcción y en otra no sabía si como mujer se me permitía ya que sólo vi hombres. Preferí conformarme con la vista por fuera.




Llegando al hostal me di cuenta que no había comido en todo el día, le pregunté a la chica que trabajaba ahí si me podría recomendar un lugar y básicamente me dijo que no. Con el wifi del hostal ni google maps ni chrome me servían, así que no podía hacer ninguna búsqueda. 

Salí por mi cuenta a buscar algo pero al verme de nuevo en la calle me dio un sentimiento de profunda tristeza y regresé al hostal a llorar por al menos dos horas. Había sido demasiado para mí y estaba en un momento de transición de una cultura a otra que nunca me resultaba sencillo. Odiaba el ruido, la cantidad de personas, el no entender nada, ni siquiera las letras, el que todo fuera dificil, incluso cruzar una calle, y ese maldito velo que a cada momento se resbalaba a mis hombros. Me quedé dormida pensando en que había odiado Irán y que había sido un error el haber ido.

viernes, 9 de marzo de 2018

Dejando Europa

Llegué en la tarde a Alemania, en el aeropuerto de Colonia me hicieron varias preguntas sobre mi tiempo de estadía, me pidieron mi boleto de regreso a México y me preguntaron cuanto dinero tenía conmigo. El oficial de migración se sorprendió bastante cuando le dije que mi próximo destino sería Irán y que por eso no tenía boleto a México. Me preguntó si no me daba miedo y que si había pensado bien lo que estaba haciendo. Simplemente le sonreí y estampó mi pasaporte.

Esperé una media hora en el aeropuerto a que M pasara por mí. No había habido mayor química entre nosotros la ultima vez que estuve en Dusseldorf, pero tampoco es que nos lleváramos mal. Digamos que nos la pasábamos bien si tomábamos éxtasis, así que ¿Por qué no? La temperatura fuera del aeropuerto era muy baja pero me agradaba sentir el viento frío. Condujo una hora aproximadamente hasta Dusseldorf y no hicimos mucho pues él tenía que despertarse temprano para ir a trabajar.

Mientras él trabajaba yo me pasé el día haciendo compras y cocinando, viendo videos y como siempre perdiendo el tiempo. Hacía mucho frío afuera y ya había visto la ciudad, realmente no es importante nada de lo que hice.

Me di una vuelta por los mercados navideños



No recuerdo en que punto del día terminé comiendo ramen. M me invitó porque es Alemania y los restaurantes son caros

En la tarde del siguiente día un amigo suyo fue de visita al apartamento y hablamos un poco antes de ir al departamento de otro amigo suyo que nos daría una pastilla cuyo nombre no recuerdo, pero era una combinación de LSD con éxtasis. Hacía mucho frío y las calles estaban congeladas, lo cual usamos a nuestro favor para deslizarnos. Aún estoy sorprendida por no haberme caído. Sus amigos eran muy graciosos, estuvimos hablando un buen rato. Sinceramente no recuerdo de qué, sólo recuerdo que me hacían reír. 

Regresamos a su casa y como la pastilla toma más de una hora en hacer efecto nos metimos a la tina de baño a disfrutar del agua caliente después de haber estado en el frío. Finalmente sentí como hacía efecto. No relataré mucho, pero veía colores, no podía mantenerme en pie, todo me parecía gracioso y me sentía bien. Tenía un viaje al día siguiente que me tenía muy nerviosa y eso ayudó a relajarme. En algún momento pasamos media hora riéndonos sin parar. El efecto no duró mucho, a las 3 de la mañana ya se había pasado, así que me levanté y fui directo a la cocina para preparar sandwiches ya que volaría en aerolíneas de bajo costo donde la comida se paga aparte.

M me preguntó si quería tomar más, pero decidí que no era una buena idea, quería estar totalmente lúcida para mi viaje, sin mencionar que iba directo a países musulmanes y prefería no jugar con eso. Nos fuimos a dormir a la cama, a eso de las 7 tenía que tomar el tren hacia el aeropuerto. 

La noche anterior había nevado, por lo que Europa se despidió de mi mostrándome lo bella que es revestida de blanco, como diciendo: De esto te vas a perder por irte. 

Disfruté esos últimos momentos de caminata en la nieve y finalmente me hice a la idea de dejar el continente. 


No había asientos disponibles y tuve que improvisar.

En el aeropuerto la historia de repitió con el oficial de migración al salir de Alemania. Me preguntó si estaba segura de lo que hacía, que Irán podía ser muy peligroso y me deseó la mejor de las suertes al sellar mi pasaporte.

Bye bye

Llegué al Aeropuerto de Estambul con una escala lo suficientemente larga para ser aburrida, pero demasiado corta como para salir a explorar la ciudad, sin mencionar que sólo llevaba equipaje de mano y no quería cargar todas mis cosas por ahí. La verdad es que fue un fastidio porque hay que pasar por el control de seguridad y de migración nuevamente. Fue aquí cuando me quitaron mis tijeras, eran unas pequeñas, de esas que usan los niños en primaria con punta redonda. Las usaba para cortar el hilo en mi kit de costura y volé muchas veces con ellas sin mayores problemas. Pero la mujer de seguridad incluso llamó a la policía que al ver porque fueron llamados la miraron fastidiada, pusieron las tijeras en el contenedor de basura y se fueron. ya me veía yo en una cárcel turca por llevar tijeras para niños.

Después de tan bella experiencia llegué a la terminal. Le di mil vueltas buscando un wifi abierto, pero eso no existe en ese aeropuerto, comí un par de mis sandwiches, jugué un poco con el celular y finalmente pagué para tener wifi por 3 horas. 

En condiciones normales no lo hubiese hecho, pero decidí no descargar un vpn y sin eso no es posible accesar a muchas aplicaciones en irán, por ejemplo a facebook. No estaba segura de si podría usar Whatsapp así que quería avisarle a mi hermano que si me desaparecía por un par de semanas no se preocupase. Descargué varias páginas de un comic que estaba leyendo, algunas canciones y varias páginas de internet con consejos sobre Irán por si no pudiese acceder a ellas en el país.

Finalmente llegó la hora de partir, fui a formarme y delante de mi había un señor al que no dejaron pasar porque necesitaba tener la visa desde antes. Eso me puso bastante nerviosa, pero llegado mi turno pasé sin problemas. Fue un vuelo corto pero estuve nerviosa todo el camino, por fin el avión aterrizó y yo no sabía si debía de salir del avión ya con el velo puesto.

Miré a mi alrededor y al no ver ningún cabello largo a la vista decidí ponérmelo. Eran las 3 de la mañana, ahora estaba en Irán y lo primer que debía de hacer era comprar esa visa.

Todo un icono de la moda

domingo, 31 de diciembre de 2017

Guía introductoria a Irán

Iran, ese país cuya fama no suele ser buena y es considerado peligroso por muchas personas. Mi primer acercamiento al país fue por la película animada llamada Persepolis, que cuenta la historia de Marjane Satrapi y de como su vida cambió despues de que en el 79 la revolución iraní trajera consigo la instauración del estado islámico. Después de eso no tuve ningún acercamiento a nada relacionado con ese país sino hasta el 2013 cuando en mis cursos de serbio conocí a un chico de irán con el que formé una amistad. Así conocí un poco más de la cultura y vi algunas películas. Un año después conocí a otro iraní viviendo en Serbia, el cual siempre me insistió que fuera y en noviembre de 2017 por fin me decidí a comprarme un boleto de avión hacia Teheran en un arranque de locura. 

Esta es sólo una introducción a todos los preparativos que tuve que hacer antes del viaje, ya que toda la información  que encontré en internet estaba desactualizada o era simplemente incorrecta.

Personalmente yo volé desde Colonia en Alemania, pues me resultaba conveniente ya que me encontraba en Europa. El vuelo sencillo costó 90 euros por Turkish Airlines con una escala en Estambúl, llegando a Teheran a las 3 de la mañana.

Dinero

Esto es muy importante saberlo antes, el sistema bancario de Iran no está conectado con el sistema mundial debido a las restricciones impuestas por su programa nuclear, por dar un resumen. Esto significa que deberán de llevar efectivo para toda la duración de su viaje, porque en los unicos lugares donde es posible pagar con tarjera es en algunos hoteles de lujo, agencias de viajes carísimas e incluso vi vendedores de alfombras que aceptaban tarjetas extranjeras. Aunque si se quedan sin dinero para comida, dudo que les interese mucho comprar una alfombra.

El tipo de cambio en diciembre de 2017 está en:

1 euro - 50,000 riales
1 dólar - 41,700 riales
1 peso méxicano - 1800 riales

En el día a día se pueden generar confusiones debido a como los iranies se manejan con el dinero. La moneda oficial es el rial, pero ellos en su vida diaria usan los tomans. ¿Es esto otra moneda como ocurre en Cuba? Pues no, es sólo una forma de referirse al rial con un 0 menos. Esto quiere decir que si un vendedor les dice que algo cuesta 6,000 tomans, se refiere a que el precio es de 60,000 riales. Después de unos días uno se acostumbra a esto.

Los euros y dólares son muy bien aceptados en hostales y varios comercios. Puesto que el rial se está devaluando, la gente prefiere tener dinero en estas divisas. Así que no tienen porque cambiar todo su dinero a riales. Que por cierto, si les sobran riales sólo los pueden convertir a euros o dólares dentro de irán.


Vestimenta

Irán es un país musulman y por ende tienen ciertos códigos de vestimenta.

Hombres:
  • Pantalon largo y camisa con mangas. Sin embargo pueden usar shorts en la playa o en la isla Kish. 

Mujeres:
  • El uso del velo es obligatorio, no es necesario cubrir todo el cabello pero siempre debe haber algo sobre la cabeza.
  • Deben de usar ropa holgada que no marque las curvas, o sea que si usan pantalones lo mejor es llevar una tunica encima. En mi caso llevé vestidos y medias negras sin tener problemas.
  • Brazos y piernas siempre cubiertos.
No hay restricción para el tipo de calzado que ambos sexos puedan usar. De hecho vi varios zapatos abiertos muy coquetos en las mujeres.

Vestida como debe de ser

Internet

Iran tiene bloqueos a múltiples sitios web y aplicaciones, tales son el caso de Facebook, Couchsurfing, medio de comunicación extranjeros como el New York Times, etc... para solucionar eso pueden descargarse o comprar un VPN. De cual es mejor no puedo dar recomendación, yo decidí desconectarme de las redes por el tiempo que estuve allá, pero si creen que no pueden vivir sin ellas les aconsejo buscar. 

El Instagram, whatsapp, gmail, google maps y chrome me funcionaron sin problemas.

También es posible comprar una tarjeta SIM en el aeropuerto para tener datos moviles. El wifi abierto prácticamente no existe y si quieren estar conectados durante el día esta puede ser una opción. Personalmente no la necesite porque planeaba todo mi día antes de salir y no extrañé no tener internet conmigo nunca.

Visa

Los mexicanos podemos aplicar a la visa al arribo con una duración de 30 días sin posibilidad de extenderla si se llega por vía aérea, o sea que no aplica si quieren cruzar la frontera por tierra. Si desean permanecer más tiempo en el país o entrar por tierra (digamos desde Turquía), deben tramitar su visa desde antes en alguna embajada o consulado iraní, aunque suele ser un proceso tardado. A un amigo francés le tomó un mes antes de poderla conseguir. 

El proceso para la visa en el aeropuerto es simple. Los requisitos que te piden son:

  • Un pasaporte con vigencia de al menos 6 meses.
  • Seguro de gastos médicos internacional, y es importante que consigan un documento donde especifiquen que tiene valides en Iran, de lo contrario no se los aceptaran. Pero no es el fin del mundo si eso pasa, ya lo explicaré más adelante.
  • Una dirección para al menos la primera noche en Irán. Personalmente recomiendo reservar en un hostal la primera noche, porque suelen llamarlos para confirmar la reserva.
  • El monto a pagar para la visa en dólares o euros (únicamente efectivo)
  • Llenar un formulario que ellos te proveen

No vi que a nadie le pidieran boleto de salida del país, yo lo traía impreso por si acaso pero me dijeron que no hacía falta. Posiblemente también dependa de la nacionalidad, yo recomiendo siempre contar con un vuelo de salida.

Como yo no traía el documento especificando que mi seguro de gastos medicos incluía a Irán, lo primero que hice fue ir a comprarlo. La oficina está antes de llegar a la parte de la visa. Es muy rapido y simple, le das tu pasaporte a la chica, ella llena los datos, pagas lo 15 euros que cuesta, imprime el documento y listo.

Pasas a la siguiente parte a unos metros de distancia donde te dan un formulario para que llenes. También te preguntan tu nacionalidad pues el monto a pagar para la visa depende de tu país de origen. Por ejemplo los Bulgaros pagan 20 euros mientras que los australianos pagan 145 euros.

En el caso de los mexicanos el precio es de 45 euros.

El formulario es pequeño: Nombre completo, nombre de tu padre (Todos nos preguntabamos el porque), ocupación, tu firma y los datos del lugar donde te hospedarás.

Pasas a pagar, te dan el recibo, entregar los papeles a la persona que da los formularios y te sientas hasta que escuches tu nombre. En mi caso esperé 35 minutos, fue un proceso muy fácil. Aunque he leído que dependiendo de cuanta gente haya la espera puede ser de hasta 3 horas.

Tip: Es posible aplicar a un numero de referencia de visa para que te la entreguen inmediatamente al llegar al aeropuerto. Este número se consigue contactando con alguna agencia de viajes en Irán, quienes se encargan de pedirlo, sin embargo esto tiene un costo extra que dependerá de la agencia. El más barato que vi fue de 20 euros y pueden tardar hasta 10 días en entregarlo. Yo decidí ir sin este número.


Del aeropuerto a la ciudad

Entonces ya consiguieron su visa, muy bien hecho. Lo más probable es que sea de madrugada, pues los vuelos suelen  llegar en la noche. Lo primero es conseguir un poco de dinero, en el segundo piso del aeropuerto hay una casa de cambio, la verdad es que no hay muchisima diferencia entre esta casa de cambio y las que se encuentran por la ciudad, así que si cambiar una suma grande de dinero no significaría una gran perdida. Personalmente cambié sólo 10 euros para comenzar a moverme.

Aquí tienen dos opciones:

Tomar taxi, el cual tiene un costo promedio de 25 euros hasta el centro de la ciudad, ya que el aeropuerto se encuentra a 38 km de distancia y el viaje puede ser de hasta una hora y media.

Tomar metro, el primero metro comienza a correr a las 6:50 a.m, sinceramente no recuerdo el costo pero era muy bajo. Pagué con un billete de 100,000 (2 euros) y me preguntaron si tenía cambio porque era un billete muy grande. 


Según leí hay un autobus que te lleva a otra estación de metro, pero nadie me supo responder, tal vez como ahora la linea del metro está operacional hasta el aeropuerto este ya no está en funcionamiento.

De la ciudad al aeropuerto

No supe como regresarme en metro, y creo que la linea que va hasta el aeropuerto deja de pasar temprano. Pero aquí tengo otra solucion para ahorrarse esos 25 euros de taxi.

Tomen la linea 1 del metro hasta la estación Shahed / Shohada por 9,000 riales, al salir van a ver una estacion de autobuses. Hay una pequeña señal que dice: aeropuerto y al lado una van color azul con un costo de 40,000 riales. Esta no tiene horario, sale cuando todos los asientos estén ocupados y no hay casi espacio para maletas, así que si tienen mucho equipaje eso podría ser un problema. Al final los deja fuera del aeropuerto.

Metro en Teheran

Teheran es una ciudad caotica pero con un sistema de metro muy completo y moderno. Les recomiendo desgargarse la app de Teheran Metro, a mi me fue muy útil. Tienen acceso al mapa de la ciudad con las estaciones marcadas.

Los 2 primeros y últimos vagones suelen ser sólo para mujeres. Y creanme que esto se aprecia en las horas pico, porque se llenan de tal forma que me parece que podrían emplear a empujadores como en el metro de Japón. Pero es peor porque nadie es ordenado, no dejan que la gente salga pues se quieren meter a la fuerza y siempre ocacionan un caos. Muchas veces tuve que pelear para poder salir, es una carnicería. 

Nunca usé los autobúses urbanos por miedo, no me sabía las rutas ni nada, así que prefería moverme sólo en metro y caminando. Las distancias son enormes, así que preparence para caminar muchísimo.


Clima

La mejor epoca para visitar Irán es durante la primavera (marzo, abril y mayo), la temperatura suele ser muy agradable y por supuesto es la epoca más acara para ir. Sin embargo hay que tener cuidado con el nowruz, o sea, el año nuevo persa y que cae el 21 de marzo. La celebración dura dos semanas, todo se pone carisimo, los hostales y hoteles están llenos al igual que los autobúses y trenes. Muchos comercios cierran y en sí es un desastre. Lo mejor es evitar esta fecha a menos de que tengan a un local con quien celebrarlo.

Septiembre y octubre también son buenos meses con temperatura agradable y un poco más baratos que la primavera.

Noviembre, diciembre, enero y febrero suelen ser fríos, sobre todo en el norte del país. Yo fui en diciembre y a mi suele gustarme el frío, además de que es obligatorio estar tapada por lo que no me molesto. La temperatura en el sur me resultó agradable.

Junio, julio y agosto son el infierno en la tierra, yo los evitaría como a la plaga. Hay lugares que llegan a los 50°C y yo mejor me mataba. 

Ramadam: Siempre averiguen en que fechas cae el ramadam, que es un mes en que tienen prohibido comer y beber en público durante las horas del día, habrá uno que otro restaurante que le sirva a extranjeros, pero se tienen que esconder hasta para tomar agua. Los extranjeros, porque los musulmanes directamente no lo hacen.

El domíngo en Irán es el viernes, así que todo está más tranquilo ese día y muchos comercios cierran. Sabado y domingo son días normales de trabajo.

Hospedaje

Si entran a las páginas de booking, se darán cuenta que en Teheran sólo pueden hacer reservación a 3 o 4 hoteles muy costosos. La forma de reservar hospedaje es buscarlo en internet y enviarles un mail, o en algunos hostales rellenas un formulario en su página. Como yo fui en temporada baja sólo reservé el primero en Teheran y a los siguientes me aparecí en la recepción preguntando por una cama en un dormitorio y nunca tuve problemas. Sin embargo para temporada alta lo mejor es reservar incluso con un mes de anticipación.

Yo usé esta página para buscar hostales, aunque ya no veo varios de los que me quedé:

http://hostelsiniran.com/

El precio en temporada baja por una cama en dormitorio suele ser de 10 euros (En teheran fue de 12) y viene con desayuno incluido. Lo normal es que te den un pan plano, jitomate, pepino, queso, una mermelada de zanahoria y té o café. Pero también hay hostales que dan más.

Yo me alojé en:

Teheran - See you in Iran hostel. 12 dólares la noche en un dormitorio de 6 camas con desayuno básico incluido. Una area común acogedora donde es facil conocer otros viajeros pero con un wifi terrible, sólo podía usar Instagram y Whatsapp, ninguna otra cosa me funcionaba. Había una chica en la recepción bastante inútil que sólo decía que no sabía nada y no le interesaba ayudarte a buscar información, a pesar de que para ella como persa le sería mucho más fácil.

Shiraz - Niayesh Hostel. 10 dólares la noche en un dormitorio de 4 camas. Un hotel precioso con un desayuno muy completo que además de lo básico incluía huevos duros y dos guisados. Cuenta con un restaurante de comida persa e italiana aunque nunca comí ahí, me dijeron que era bueno.

Yazd - Silk Road Hotel. Por ser temporada baja pude negociar una cama en un dormitorio de 8 camas por 8 dólares la noche. Contaba con un desayuno super completo que además de lo básico tenía un guisado con huevos, espaguetti, lentejas y muchas aceitunas (tengo adicción). El baño estaba fuera porque lo que me congelaba cada que quería ir, pero el área común era lindísima. El hostal ofrece varios tours a precios más o menos razonables. Las habitaciones privadas contaban con su propio baño pero no pregunté por el precio.

Isfahan - Amir Kabir Hostel. 10 dólares la noche en un dormitorio de 4 camas. El desayuno super básico, pero la cafetería está buena para pasar el tiempo. El baño también se encuentra fuera, pero una vez acostumbrada ya me daba igual. 

Transporte

Generalmente me gusta hacer dedo, pero tomando en cuenta las distancias tan largas y el bajo coste de los autobúses, decidí moverme de esta forma, además de que en cada trayecto me ahorraba una noche de alojamiento. Existen distintos tipos de autobúses dependiendo del presupuesto, los que toman los extranjeros son los VIP, que cuentan con asientos enormes que se reclinan casi en su totalidad, una caja con bocadillos, agua, jugo e incluso algunos con wifi. La verdad es que se duerme muy bien y sólo son un par de euros más caros que los buses de menor categoría. La comodidad lo vale, ya que se descansa para explorar la ciudad en la mañana.


En temporada baja pueden comprar su boleto el mismo día sin problemas, yo recomiendo que le pidan a la gente de recepción que les haga la reservación por telefono, les dan un papel donde al llegar lo muestran en la taquilla y siempre habrá alguien que los lleve al lugar indicado. Si van en temporada alta lo mejor es reservar con un par de días de anticipación.

Precio de las atracciones

Un iraní me dijo: Lo unico gratis en Irán es el oxígeno.

Practicamente todas las atracciones tienen un costo de 200,000 riales (4 euros), desde la mezquita más pequeña hasta la increíble Persepolis. Esto puede parecer como que no es mucho, pero creanme que cuando tienes que pagar por todo se come gran parte del presupuesto. Lo que pueden hacer es investigar muy bien que es lo que quieren ver basado en sus intereses. No porque aguien diga que un lugar es imperdible significa que deben entrar aunque no les interese mucho. Así fue como yo me arrepentí de varias cosas. 

Voy a escribir una lista de lo que pagué y me gustó, ya después ustedes pueden buscar fotos y decidir por su cuenta, además de buscar otras actividades:

En Teheran:

Palacio de Golestan - Entrada general 150,000 riales (cada sala y galería se paga por separado, yo elegí ver los Main Halls por otros 150,000 riales). 5/5


Museo en la antigua embajada de Estados Unidos - 200,000 riales. No es muy interesante y te muestran un video dificil de entender por su mala edición. La verdad están mejor leyendo lo que ocurrió ahí en wikipedia y sólo paseando por las afueras del edificio para ver los murales anti Estados Unidos. 2/5

Niavaran Complex - Un  complejo con palacios, jardines y galerías. La entrada general es de 150,000 riales y cada lugar se paga por separado. yo elegí ver sólo el palacio principal Niavaran (150,000) porque el otro que quería estaba en renovación). 4/5 (Si les gusta ver palacios y su decoración interior, este es su lugar)


Hice otras actividades que son gratuitas, como entrar a los Shrines o ir a subir las montañas.

En Shiraz:

Nasir Al-Mulk Mosque - 200,000 riales. Conocida como la mezquita rosa tiene unos vitrales que en la mañana hacen un efecto muy lindo en el piso. Sinceramente me decepcionó porque se hace mucho escandalo para lo que es. Además de eso es dificil tomar fotos porque siempre hay gente en medio que se quedan posando mil horas y se toman como un millon de fotos, no me fue una experiencia grata. 3/5


Eram garden - 200,000 riales. Fue una tontería ir en invierno, todo estaba muerto. En primavera me imagino que será precioso, aunque si se han paseado por Europa creo que hay jardines botánicos más lindos y gratuitos o más baratos. 2/5


Hafez Tomb - 200,000 riales. Pregunté si valía la pena, pero no lo hace. A menos de que conozcan la poesía de Hafez, la verdad es que este sitio no les va a significar nada. Sí, es agradable y se respira mucha paz, además me gustó ver a los iraníes reunidos leyendo su poesía, pero por ese dinero mejor me iba a comer a un muy buen restaurante. 2/5


Persepolis - 200,000 riales. El mejor lugar de todo mi viaje, hay gente para la que sólo son piedras, para mi es un pedazo de historia impresionante y hermoso. Me sentía como niña recorriendo las ruinas de lo que una vez fue la capital del imperio Persa. Para llegar generalmente hay que contratar un tour o arreglarse con un taxi privado. 10/5


En Yazd:

Tour al desierto de todo el día - 500,000 riales. Visitamos un antiguo castillo abandonado con un precio de entrada de 100,000, yo estaba feliz. Te podias perder entre todos los cuartos y pasillos, escalar a los techos y andar por todos lados. Sin embargo el desierto al que nos llevaron no estaba tan lindo ni tenía tantas dúnas, lamentablemente estaba nublado y no pudimos ver la puesta de sol, aunque eso no es culpa del tour. Pero por ese castillo le doy 4/5

Tour a Kharanaq, Chak Chak y Meybod - 500,000 riales. Una ciudad abandonada, un antiguo templo Zoroastro en una montaña y un pueblo con una fortaleza en completa ruina. Kharanaq es una maravilla, pero es que a mi me encantan los lugares abandonados. Al igual que en el castillo anterios podías pasearte por toda la ciudad y los techos de las casas. El templo era lindo de ver pero no super interesante. Y la fortaleza en Meybond era nada si la comparaba con el castillo del día anterior, no pagué para entrar. Si lo hiciera de nuevo arreglaría con un taxista para que me llevara sólo a Kharanaq. 3/5


Dowlat Abad Garden - 200,000 riales. La torre de viento más alta de Irán y los jardines que la rodean. Es patrimonio de la humanidad y creo que vale la pena... pero en primavera. 3/5 (Con los jardines vivos le hubiese puesto más)


En Isfahan:

Catedral de San Salvador o de Vank - 200,000 riales. Localizada en el barrio armenio esta bellisima catedral muestra murales sobre la vida de Cristo. Incluso si son ateos como yo se puede apreciar el arte que tiene, me pasé un muy buen rato viendo todas las imagenes. Además de eso hay un museo al lado que viene incluido en la entrada con algo de la historia de Armenia. 5/5


Hay que pagar para las mezquitas pero como a eso de las 6 de la tarde se puede entrar gratis, sin embargo es acceso restringido. Igual sólo hice eso porque ya estaba algo cansada de las mezquitas. No me arrepiento de nada.

Creo que esta es una buena introducción para planear un viaje corto a Irán. Yo me quedé 12 días, aunque me hubiese encantado quedarme el mes entero para explorar otros pueblos en la parte kurda y en el sur, ya será a la próxima.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Irlanda


Después de una espera interminable para el control migratorio en Dublin era mi turno. Llegué con mi pasaporte y mi mejor sonrisa.

¿Cuanto tiempo te quedas? Dos semanas
¿Qué es lo que harás aquí? Visitar a una amiga en Armagh y a un amigo en Derry
¡Armagh! ¿Pero qué hay para hacer ahí? Nada, pero es donde mi amiga vive
¿Qué hace ella? Estudia un doctorado en astrofísica
Wow, ¿Cómo la conociste? Cuando vivíamos en Belgrado
"¿Viviste en Belgrado? Dobar dan." Dobar dan :)
Koliko dugo si zivela u Beogradu? (¿Cuánto tiempo viviste en Belgrado?) Dve i po godine, da li ste iz Srbije? (Dos años y medio, ¿es usted de Serbia?)
Da da *Estampa pasaporte* Uživaj te (Disfruta)

Una vez más el serbio me hace la vida más fácil haha no hay idioma inútil en el mundo.

Salí del aeropuerto para hacer dedo hasta Armagh. Esperé media hora hasta que un hombre se detuvo, me dijo que iba para Dundalk, que es el último pueblo antes de cruzar la frontera. Era un señor muy agradable, estuvimos hablando sobre las diferentes decisiones de vida que se pueden tomar y como no hay un sólo camino que todos deban seguir. Al final me dejó en Newry, ya que no le significaba un gran desvío y prefería dejarme en un lugar más seguro (o sea, fuera de la autopista). Encontrar un aventón a la casa de Eli fue sencillo, una van se detuvo a los 3 minutos y me llevó hasta la puerta del lugar al que iba. Era un hombre muy gracioso, dijo que un día tenía que visitar Calingford, de donde él era, ya que era un lugar muy turístico.

Y fue así como vi a Eli. De ese día, martes, hasta el viernes no hay mucho que contar. Es una vida tranquila en el medio de la nada. Fui al supermercado una vez y gasté todo mi presupuesto de la semana (15 libras), me vi con un chico con el que salí algunas veces la última vez que vine, pero aunque sólo seamos amigos con derecho (lo de amigos como que es exagerar) no me gustó como me trató, así que dudo volverle a ver. Y el viernes llegó Chris, el novio de Eli a quien no veía desde hacía un año.

Eli me recibió con arepas

El pasto siempre es verde aunque sea invierno

Ahora que es un poco incómodo estar con una pareja que tiene una relación a larga distancia y no se ven muy seguido, es fácil sentirse como una intrusa. La ultima vez literalmente huí a otra ciudad, esta vez sólo huía de una habitación a la otra. El sábado fuimos a comprar ingredientes ya que esa tarde una amiga de Eli nos invitó a la celebración del día de gracias, ella es americana y cada año lo celebra. Todo el día me sentí rara, tan rara que durante un momento me fui a dormir, ya que es la mejor forma de ignorar tus problemas.

Después de eso fuimos a casa de Lisa, la amiga de Eli. Había muchísima comida y personas que no conozco. Sencillamente me enfoqué en comer, ese plan nunca falla. Aunque después de tanta comida terminé durmiéndome en el sillón hasta que nos trajeron de vuelta a la casa.

Comidaaaaa


Muriendo porque ya no podía comer más

La noche terminó con un vaso de vodka. Había comenzado a interactuar con Chris pero Eli no se veía contenta respecto a eso, así que guardé mi distancia y mejor me fui a dormir pronto para evitar cualquier conflicto. El domingo literal la pasé en mi laptop y teléfono todo el día hasta que no soporté más el hambre y salí ala cocina a comer algo en la noche. Me dormí poco después de eso. 


Feliz por ver un poco de blanco.

El lunes me despedí de Chris que ya se regresaba a Inglaterra y pasé el día escribiendo en el blog y viendo series.

Martes, miércoles, jueves... días que dan igual pues no hice nada de interés. Si no hay una fuerza mayor que me mueva podría quedarme estática por años. El viernes tenía el plan de ir a Belfast, pero tuvo que ser cambiado de último momento pues alguien decidió ser una muy mala persona y me cambió el plan. Si me lo hubiese dicho de frente hubiese estado bien, pero no lo hizo, se limitó a bloquearme. El problema es que de no haberme dado cuenta y haber ido a Belfast, hubiese terminado en la calle, sin dinero y sin lugar a donde ir hasta el lunes. Me pudo haber jodido bastante por no tener los pantalones de cancelarme de frente.

Un juego que jugamos el miércoles con los amigos de Eli

En fin, el viernes Eli se mudó de casa a la ciudad y en la tarde se fue a Inglaterra. El sábado salí con un amigo de ella, aunque fue muy extraño ya que se la pasó hablando de ella, cada tema lo podía relacionar con Eli, fue un poco incómodo.

Todo el desmadre haha

Domingo, lunes y martes no son importantes. Cocinar, ver películas y ya está. Creo que debí comprar mi boleto al siguiente país para antes. Esta bien, descansar, es algo que no haré por los próximos 2 meses al menos. Hoy miércoles debo hacer dedo hasta Newry y de ahí tomar el autobús al aeropuerto de Dublín. Una vez en Alemania deberé hacer algunas compras en preparación para mi siguiente destino. Alejandra cambia de continente.

Hubo tacos al pastor *^*

Y garbanzos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...